El espíritu navideño del tradicional Boxing Day

Corría el 26 de diciembre de 1860, un frío día de invierno en el centro de Inglaterra. Los fundadores del Sheffield FC, el primer club de fútbol organizado, habían elaborado nuevas reglas para este deporte, introduciendo saques de banda, saques de esquina y largueros en las porterías; y se preparaban para disputar un partido histórico contra sus vecinos y rivales del Hallam FC. El primer choque reconocido entre esos dos clubes históricos se jugó en el campo del Hallam, Sandygate Road, y los visitantes se impusieron por 0-2. Así comenzó una de las tradiciones deportivas más arraigadas: la disputa de partidos de fútbol durante las Navidades en el Reino Unido.

A pesar de los llamamientos que abogaban por un paréntesis invernal durante la era de la Premier Leagueinglesa, para ajustarse a la norma imperante en la mayoría de las principales ligas de Europa (incluidas las de España, Italia y Francia), la tradición de celebrar partidos el día después de Navidad, el Boxing Day (“día de las cajas”), permanece firme a día de hoy. Pese a que los equipos de Sheffield iniciaron esa tradición navideña con un encuentro disputado el 26 de diciembre, hasta la década de 1950 fue bastante frecuente que se jugase al fútbol el mismo día de Navidad en Inglaterra y Escocia.

“Una vez dentro del estadio, estaba claro que no era un acontecimiento normal y corriente, pues el ambiente era algo especial”, recordó un aficionado del Sheffield United sobre el día de Navidad de 1948. “La banda de música tocaba villancicos, y muchos en el público lucían sus regalos. Entre los grupos de amigos se iban pasando petacas con alcohol, a las que echaban tragos con un aire ligeramente furtivo”.

Desde la segunda temporada de la English Football League, en la que el Preston North End recibió alAston Villa el 25 de diciembre de 1889, en la mayoría de las campañas de la liga inglesa hubo fútbol el día de Navidad hasta 1957. Ese fue el último año que la mayor parte de los clubes ingleses jugaron el 25 de diciembre, y los últimos encuentros celebrados esa señalada fecha en Inglaterra tuvieron lugar en 1959. Escocia mantuvo viva más tiempo esa particular tradición, que concluyó al fin con dos partidos el día de Navidad de 1976.

En lo que respecta al Boxing Day, se ha convertido en una parte realmente esencial del calendario futbolístico en Inglaterra y Escocia desde la primera campaña de la English Football League, en la que losInvencibles del Preston North End vapulearon al West Bromwich Albion por 5-0 el 26 de diciembre de 1888. De hecho, junto con la última jornada de la temporada de la Premier League, es uno de los pocos días en los que los 20 equipos normalmente juegan la misma tarde. Tradicionalmente, los emparejamientos del día después de Navidad se fijaban entre equipos vecinos entre sí, para facilitar los desplazamientos a los aficionados y a los jugadores. En ocasiones, esos equipos se enfrentaban tanto en casa como fuera con pocos días de diferencia, lo cual implicaba que el periodo navideño fuese una época de abundantes espectadores, que llenaban las gradas para ver dirimirse sobre el césped encarnizadas rivalidades locales. La tradición de programar los derbis locales en torno a Navidad desapareció –en la primera división al menos– en los años 80, debido a la modernización del transporte y a un esfuerzo por hacer el calendario de partidos más equilibrado, aleatorio y más justo.

El hecho de que los partidos del 26 de diciembre se convirtieran en un elemento esencial de la liga inglesa, junto con el intento de mantener las jornadas tradicionales del fin de semana, suele implicar una rápida sucesión de partidos; aunque resulta improbable que en la era moderna veamos una reedición de las Navidades que vivió la división de honor en 1975. Y es que a los 10 encuentros del 26 de diciembre les siguieron, por increíble que parezca, 11 partidos el día siguiente. De hecho, hasta los últimos encuentros jugados el día de Navidad en 1959, era bastante común tener dos compromisos consecutivos el 25 y el 26 de diciembre. Y aunque en la era moderna no se repetirá el que un mismo equipo juegue dos encuentros en dos días, en Inglaterra no es raro que haya una secuencia de tres partidos en una semana durante las Navidades; lo cual puede resultar una experiencia extrañísima para los no nacidos en las Islas Británicas.

“Es la liga más dura del mundo. Mientras todo el mundo tiene sus vacaciones –y puedo asegurar que eso ayuda mucho–, [aquí] jugamos el 26 de diciembre, el 28 de diciembre y el 1 de enero…”, declaró a The Independent Cesc Fábregas, quien disfrutaba del paréntesis navideño mientras jugaba la liga española con el Barcelona. “No es lo mismo meterte de lleno en las rondas eliminatorias de la Liga de Campeones después de haber jugado cada dos o tres días en la Premier League que haber tenido diez días libres de vacaciones, en los que puedes ir a Dubái y pasártelo bien”.

“En Inglaterra, las Navidades es el momento más duro”, declaró a la BBC en 2012 el austriaco Paul Scharner, ex centrocampista del Wigan Athletic. “En cualquier vestuario de la Premier League, el parón navideño es siempre un tema de conversación, porque [los jugadores] ven las ligas italiana y española –y todas las demás–, donde se puede descansar”.

Sin embargo, su ex entrenador Roberto Martínez, actual técnico del Everton, se mostró favorable al frenesí futbolístico de las Navidades en declaraciones exclusivas a FIFA.com.

“Cuando llegué por primera vez a Inglaterra como jugador en 1994, fue un pequeño trauma”, afirmó. “Pensar que ibas a tener la mañana de Navidad y luego, inmediatamente, empezar a preparar el partido del día 26 con un entrenamiento y una comida previa al partido resultaba difícil de comprender”.

“Al principio me sentía como si estuviese quitándole tiempo a la familia, pero una vez que pensé en ello, resultó evidente que era el escenario ideal. Tienes todo lo que adoras en la vida: tu familia y jugar al fútbol; y puedes combinar las dos cosas. Contribuye a una Navidad perfecta”, continuó el entrenador español.

“Te adaptas a ello enseguida. Creo que la magnitud de la afluencia de público y el ambiente que se genera durante todos los compromisos navideños es especial. Te hace darte cuenta de lo importante que es el fútbol para los británicos, y del papel tan fundamental que desempeña en la vida familiar”, añadió.

“Es algo que a los jugadores extranjeros les parece extraño la primera vez que vienen aquí, pero lo echan de menos cuando regresan o se van a otro país. ¡Algunos jugadores que dejaron el fútbol británico me han dicho que ahora les parece extraño que no haya fútbol en Navidad en otros países! Es una de las muchas cosas que añoran del fútbol inglés”, concluyó Martínez.

Esta época en pleno invierno tiene fama de deparar muchos goles en Inglaterra, donde los aficionados esperan vivir partidos con una alta anotación debido a los míticos encuentros navideños de fechas pasadas. Esa fama tal vez provenga de cuando la locura goleadora alcanzó su culmen en 1963, con 66 dianas en 10 partidos de primera división. Entonces, el Fulham aplastó al Ipswich Town por 10-1 y el Blackburn Rovers arrolló al West Ham United por 8-2, mientras que el Liverpool goleó al Stoke City por 6-1 y el Burnley tumbó al Manchester United por el mismo tanteo.

Sin embargo, las estadísticas no parecen respaldar esa fama del Boxing Day, al menos en la era de laPremier League. Desde que se creó la liga en 1992 hasta el final de la temporada 2013/14, el promedio total del campeonato fue de 2,64 goles por encuentro; mientras que los encuentros del 26 de diciembre arrojaban una media ligeramente inferior, de 2,61 goles por partido.

Otros deportes originarios del Reino Unido han tratado también de atribuirse el Boxing Day como un día de celebración a bombo y platillo, pero el único que se ha acercado ha sido la hípica. Cada 26 de diciembre tiene lugar en Kempton la tradicional King George VI Chase, una de las jornadas más grandiosas del calendario de las carreras de caballos. En otras latitudes, el imponente MCG de Melbourne viene albergando su famoso partido internacional de críquet del Boxing Day todos los años desde 1974, y cada cuatro años se aguarda con pasión el choque entre Inglaterra y Australia correspondiente a la serie The Ashes.

Pese a que otras disciplinas traten de compartir el protagonismo durante las fiestas navideñas, y pese a los llamamientos para aplicar un paréntesis invernal en la primera división inglesa, la emoción, el encanto y la alegría festiva del fútbol del 26 de diciembre es difícilmente superable en todo el mundo del deporte.

Fuente: FIFA.com

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: