Bayern Munich buscará el triplete de ‘grandes títulos’, en especial apunta a la Champions League

Para Hansi Flick, director técnico del Bayern Munich, ganar la Bundesliga es “un objetivo intermedio”. El gran reto es, como cada año para el gigante bávaro, el triplete de grandes títulos, para lo que tiene que ganar ahora la Copa de Alemania y, sobre todo, la Liga de Campeones europea.

“Es bonito levantar el Schale (el trofeo de campeón, entregado el sábado al Bayern), pero el campeonato es un objetivo intermedio”, declaró Flick.

“Me gusta decir que no estamos satisfechos. Aspiramos al próximo objetivo”, apuntó.

El prestigioso triplete es algo que el Bayern solo ha logrado una vez en toda su historia, en 2013. Fue con Jupp Heynckes en el banquillo, cuando el dúo entre Arjen Robben y Franck Ribery estaba a pleno rendimiento.

En esta temporada tan extraña, con el parón de dos meses en Alemania por el coronavirus, la Champions se cerrará en agosto en Lisboa, con un formato inédito y varios partidos a eliminación directa, todo un desafío que complica hacer cualquier pronóstico.

“Conozco muy bien esa forma de torneo”, recordó recientemente Flick, que vivió la victoria de Alemania en el Mundial de Brasil 2014 como ayudante del seleccionador Joachim Löw. “Por eso creo que podemos conseguirlo. El estado de forma en ese momento será decisivo”, señaló.

La trampa del calendario

Por lo que ha mostrado el Bayern desde la reanudación del fútbol en Alemania, a mediados de mayo, llegará como uno de los favoritos. Ha ganado los diez partidos que ha disputado, nueve de Bundesliga y uno de Copa.

Su trayectoria europea antes del parón por el COVID-19 fue también impresionante.

Superó la fase de grupos con seis victorias en seis partidos e incluso asombró al mundo con un 7-2 ante el Tottenham, en una noche mágica para Serge Gnabry, que firmó entonces cuatro tantos.

El segundo golpe de autoridad llegó en la ida de octavos de final, en Londres, donde el campeón de Alemania ganó 3-0 al Chelsea. La vuelta deberá jugarse en agosto y el Bayern es evidentemente muy favorito por esa gran ventaja. Las dudas vendrán sobre todo por la cuestión del calendario.

Alemania es la primera gran liga en terminar y los bávaros no tendrán ningún partido de competición entre la final de la Copa de Alemania, que juegan el 4 de julio ante el Bayer Leverkusen, y esa vuelta ante el Chelsea en agosto. Sus adversarios ingleses, italianos y españoles sí tendrán competencia en julio.

Después de la final de la Copa, Bayern tendrá una pausa. Flick concederá unas breves vacaciones de doce días al equipo y empezará luego con la preparación para la vuelta de los octavos de final de la Champions, según adelantó el gerente de club Karl Heinz Rummenigge.

Fuente: AFP

No hay comentarios todavía... ¡Sé el primero en dejar uno!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: