54 temporadas del fútbol profesional en Ecuador

Como parte de la Guía de este blog del campeonato ecuatoriano de fútbol “Copa Pilsener” 2013; a continuación les presento un artículo con un resumen al desarrollo de las 54 temporadas (55 campeonatos) previas del fútbol profesional ecuatoriano.

EL INICIO, DOMINIO DEL GUAYAS (1957-1969)

El 10 de noviembre de 1957 dio inicio el primer campeonato ecuatoriano de clubes de fútbol profesional; quizá más que un campeonato fue un pequeño campeonato; terminó apenas 21 días después; solo se jugaron 4 fechas, con solo 4 equipos, los campeones y subcampeones de Guayas y Pichincha, apenas se jugaron 8 partidos y debido a un reglamento que a los aficionados contemporáneos se les hará extraño, solo se realizaron partidos entre los equipos de provincias diferentes, nada entre equipos de la misma ciudad.

El campeón fue Emelec, el primero de sus 10 títulos, y fue campeón durante 3 años, porque ese pequeño campeonato recién se volvió a realizar en 1960 (la Conmebol había resuelto jugar su Copa de Campeones imitando a la UEFA y Ecuador no jugaba un torneo nacional, lo cual ayudó a revivir el torneo), esta vez fueron ocho equipos, los cuatro primero de Guayas y los cuatro primeros del Interandino; a partir de ahí se ha realizado de forma ininterrumpida hasta el despertar de este 2013; el año futbolístico por esas épocas empezaba con los campeonatos regionales de Guayas y Pichincha (incluyendo equipos de Ambato en algunos años), y estos siguieron jugándose hasta 1967; recién ahí los padres del fútbol local decidieron archivar esos torneos locales y crearon un verdadero campeonato nacional, con ascensos y descensos cada año.

A diferencia de lo que ha pasado en la última década, en los primeros años el dominio del fútbol local le correspondió a los equipos de Guayaquil: Emelec (1957, 1961), Barcelona (1960, 1963) y Everest (1962) se repartieron los primeros cinco campeonatos, y esto terminó en 1964, apenas porque los equipos de Guayas decidieron no participar del torneo nacional de ese año, facilitando así el primer titulo a los equipos de Quito; el Deportivo Quito se impuso en un torneo que incluyó a equipos de Quito, Ambato y Manta.

Al año siguiente y en el 66 volvió el dominio del Guayas, los grandes Emelec y Barcelona en su orden se llevaron los títulos. Recién en 1967, Pichincha gana su primer título en un campeonato que incluya a los mejores del país, y el equipo que rompería ese dominio sería precisamente el que mejor récord ha acumulado hasta este momento –El Nacional-, sorprendió con sus criollos y sigue sorprendiendo y dando ventaja hasta ahora, en un torneo donde un equipo regular con buenos extranjeros puede quedar campeón sin problemas.

En 1968 un gran equipo del Deportivo Quito, que venía de la segunda división ganó el tercer título para Pichincha, llevado de la mano de los uruguayos Víctor Manuel Battaini, Oscar Barreto, Héctor De Los Santos y Luis Aguerre y con Ernesto Guerra como técnico. En 1969 la histórica bordadora de la Liga Deportiva Universitaria de Quito dirigida por el técnico brasileño José Gómez Nogueira y con Francisco Bertocci, Carlos Ríos, Yamandu Solimando, Tito Larrea y los hermanos Zambrano ganó el primer campeonato para Liga y alargó a tres los años consecutivos con campeones de Quito.

LA SEGUNDA DECADA, SE RECUPERA PICHINCHA (1970-79)

Iniciando la segunda década, Barcelona fue el primer bicampeón de la historia en 1970-71, con el histórico equipo que ganó en La Plata y fue el primer equipo ecuatoriano en llegar a semifinales de la Copa Libertadores en 1971-72 con Alberto Spencer y Perico León como principales figuras, y acompañados de otros grandes jugadores como: Luciano Macías, Vicente lecaro, Washington Muñoz, Jorge Bolaños, Edison Saldivia. Al año siguiente Emelec logró su cuarto título nacional con el aporte de los Luis Lamberck, Felix Lasso, Eduardo De María, Marcos Guime.

A partir del siguiente año empezó la primera época de esplendor del fútbol quiteño, El Nacional fue campeón en 1973 de la mano de Italo Estupiñán; la Liga de Quito campeón en 1974-75, en 1974 fue campeón empezando la Primera Etapa en la serie B y además fue semifinalista de la Copa Libertadores en 1975-76, brillaban en ese equipo Polo Carrera, Oscar Zubia, Jorge Tapia, Gustavo Tapia, Ramiro Tobar, Juan José Pérez. La apoteosis para el fútbol quiteño, llegó con el primer tricampeonato de El Nacional en 1976-77-78, armado con una generación de jugadores brillantes en lo local, pero un poco flojos en lo internacional; ahí estaban los José Villafuerte, Carlos Ron, Luis Granda, Vinicio Ron, Flavio Perlaza, Wilson Nieves, Fabián Pazymiño, Carlos Delgado, Milton Rodríguez, etc.

Emelec terminó con el dominio quiteño en 1979 gracias a la defección de El Nacional por la salida de varios jugadores (incluso termino jugando en la Serie B al ser último de la Primera Etapa del torneo de ese año) y la aparición de Lupo Quiñónez y el gran aporte de los argentinos Carlos Horacio Miori, Juan Manuel Sanz, Miguel Onzari y los nacionales Ricardo Armendáriz y Carlos Torres Garcés.

LAS DOS DECADAS DE MAYOR DOMINIO DE BARCELONA (1980-2000)

Barcelona rompió su mala racha de nueve años sin títulos en 1980 con aquella inolvidable definición ante Técnico Universitario en el estadio 9 de Mayo de Machala, inolvidable también por el gol de chilena del brasileño Víctor Epanhor y con casi el mismo equipo repitió título en 1981. Además de Epanhor fueron importantes en su aporte Ney Celestino, Escurinho, Mario Tenorio, Flavio Perlaza, José Paes.

Entre 1982 y 1984, El Nacional completó su segundo tricampeonato, del primer tri quedaban José Villafuerte, Carlos Ron y Fabián Pazmiño; que junto a los Wilson Armas, Hans Maldonado, Orlando Narváez, Fernando Baldeón, Geovanny Mera y Hermen Benítez dominaron el torneo.

Luego Barcelona, apoyado económicamente por Isidro Romero, retoma el dominio del torneo local y continúa con la mejor etapa de su historia (1985 a 1998), a pesar de no ganar títulos en años consecutivos, siempre se ubicó en los primeros puestos; campeón en 1985, 1987, 1989, 1991, 1995 y 1997; subcampeón en 1986, 1990, 1992 y 1993; pero lo más importante llegó en 1990 y 1998 con la consecución de las dos finales de la Copa Libertadores, hito histórico que lo convertía sin duda en el más importante representante del fútbol ecuatoriano en el campo nacional e internacional, hasta ese momento.

En este largo período destacan grandes nombres de jugadores extranjeros y nacionales como: Toninho Vieira, Severino Vasconcelos, Alfredo De Los Santos, Mario Saralegui, Luis Alberto Acosta, Marcelo Trobbiani, Rubén Darío Inzúa, Marcelo Morales, Anthony De Avila, Marcelo Morales, Carlos Alfaro Moreno, Gilson Simoes, Mauricio Arguello, Carlos Luis Morales, José Cevallos, Holguer Quinónez, Jimmy Montanero, Raúl Noriega, José Gávica, Agustín Delgado, Carlos Muñoz, Luis Capurro, Nicolás Asencio, Manuel Uquillas, Luis Gómez, Fausto Klinger, Lorenzo Klinger, Ney Raúl Avilés y hay más, pero el espacio es corto.

En el ínterin del periodo glorioso de Barcelona, El Nacional fue campeón en 1986, con lo último que le quedaba a su generación gloriosa del segundo tricampeonato; Emelec ganó en 1988 con el valioso aporte de los uruguayos Javier Baldriz, Miguel Falero, Rubén Beninca y de los nacionales Ney Raúl Avilés y Jesús Cárdenas.

La Liga de Quito rompió una racha de 15 de años sin titulos en 1990, y un equipo que estaba por pelear la Liguilla del descenso llegó a la Liguilla de campeonato y ganó guiado por el uruguayo Carlos Berruela y por los nacionales Pietro Marzetti y Mauricio Arguello teniendo en la banca a su histórico Polo Carrera.

En 1992 y 1996 triunfó El Nacional con un equipo sin mucho brillo pero renovado, entre los jóvenes destacaban los nombres de Cléber Chalá, Juan Carlos Garay, Diego Castañeda, José Guerrero, Agustín Delgado, Juan Carlos Burbano.

En 1993-94 Emelec logro su primer bicampeonato, gracias a la renovación de su plantel y al aporte de jugadores formados por Dussan Draskovic en la selección sub-23 como: Máximo Tenorio, Ángel Fernández, Jacinto Espinoza, Eduardo Hurtado, veteranos como Luis Capurro y el aporte de los argentinos Marcelo Morales, Marcelo Benítez y Luis Roberto Oste.

Con la inauguración de su estadio propio y el manejo del equipo de fútbol por parte de la familia Paz y Pooestadio, la Liga de Quito retorna a los primeros planos del fútbol local; guiados por el veterano volante colombiano Alex Escobar, por los goles y la potencia de Eduardo Hurtado, los continuos desbordes de Ulises de la Cruz, Néicer Reasco, la calidad de Alfonso Obregón y con dos técnicos de lujo como el brasileño Paulo Massa y el chileno Manuel Pellegrini logran el bicampeonato en 1998-99.

El fin del siglo 20 (por si acaso el siglo 20 recién terminó el año 2000), trajó consigo dos hechos importantes, el sorpresivo segundo descenso a la Serie B de la Liga de Quito y el primer campeonato para un equipo que no sea de Quito o Guayaquil; el Olmedo de Riobamba hizó historia dirigido desde la banca por el argentino Julio Daniel Assad y teniendo como inspiración en el campo al arquero Jorge Corozo, Carlos Javier Caicedo y los argentinos Oscar Fernando Pacheco y Christian Gómez.

SIGLO XXI, DOMINAN LOS EQUIPOS DE LA SIERRA

Emelec logró su segundo bicampeonato entre el 2001 y el 2002, sin la brillantez del equipo que lo había logrado en 1993-94, diría que casi sin querer queriendo; el argentino Carlos Alberto Juárez fue su mayor referente, apoyado principalmente por Otelino Tenorio, Moisés Candelario, Wellington Sánchez y Augusto Porozo. En el 2001 incluso jugó la final de la desaparecida Copa Merconorte ante Millonarios de Bogota perdiéndola por tiros penales en el Capwell.

Un excelente equipo dirigido por el uruguayo Jorge Daniel Fossati y con la aparición de los jóvenes Franklin Salas, Paúl Ambrossi, Patricio Urrutia, el paraguayo Carlos Espínola y los veteranos Jacinto Espinoza, Alfonso Obregón, Alex Escobar vuelve a coronar campeón a la Liga de Quito en el 2003 y cuando el equipo parecía que se dirigía a repetir el éxito en el 2004, perdió a su estratega por el deseo de este de dirigir a la selección Uruguaya y perdió la brújula, lo cual fue aprovechado por el más tradicional de los equipos de provincia, el Deportivo Cuenca, que tuvo su año de gloria en el 2004 y nuevamente el argentino Julio Daniel Assad estaba en el banquillo de los técnicos, un experto en salir campeón en Ecuador, junto con el aporte en el campo de Raúl Noriega, Walter Calderón, Carlos Quiñónez.

El 2005 coronó por única vez en la historia a dos campeones dentro del mismo año calendario, el primer torneo fue dominado por la Liga de Quito, que con la misma base de jugadores de dos años atrás, pero ahora dirigidos por el peruano Juan Carlos Oblitas se llevaron el Torneo Apertura; en el Clausura, El Nacional volvió a coronarse campeón luego de nueve largos años de ausencia, mostrando una nueva generación de jugadores como Segundo Alejandro Castillo, Mario David Quiroz, Jorge Guagua, Christian Benítez y aunque no participó del segundo campeonato anual, fue parte del equipo Luis Antonio Valencia.

En el 2006, El Nacional logró su último campeonato, casi con la misma base de jugadores y con el mismo técnico, el paraguayo Ever Hugo Almeida.

LIGA SE PROYECTA A NIVEL INTERNACIONAL

Liga de Quito gana el campeonato 2007 dirigido por el argentino Edgardo Bauza de forma brillante, permaneció invicto durante 17 fechas, perdiendo en la última fecha cuando jugó con suplentes y ya era campeón; mostrándose muy superior, con un Cristian Lara en su mejor momento, lo último bueno de Agustín Delgado y el gran aporte del paraguayo Enrique Vera en el mediocampo, el argentino Norberto Araujo en la defensa y la confirmación de las promesas Luis Bolaños y Joffre Guerrón.

Indudablemente que el crecimiento internacional de Liga no erá solo de este momento; ya en el 2004 fue semifinalista de la Copa Sudamericana y en el 2006 fue eliminado de la Copa Libertadores en cuartos de final por quien luego sería el campeón del torneo y del Mundial de Clubes FIFA, el Internacional de Porto Alegre.

La consecución de la Copa Libertadores del 2008 en el mítico estadio Maracaná ante un grande del futbol pentacampeón mundial como Fluminense, es sin duda la mayor hazaña de un equipo de fútbol de este país; para ello fueron fundamentales la experiencia de José Francisco Cevallos, la clase de Norberto Araujo, la garra de Enrique Vera, la pausa de Patricio Urrutia, el genio de Damián Manso, el batallar de Claudio Bieler y la capacidad para generar jugadas ofensivas de Luis Bolaños y Joffre Guerrón; este último elegido mejor jugador del torneo.

Luego vinieron el subcampeonato en el Mundial de Clubes de la FIFA a finales del 2008, la brillante consecución de la Recopa Sudamericana 2009 ante el Internacional de Porto Alegre, ganando en Brasil y en Ecuador; y por último la Copa Sudamericana 2009, de nuevo ante el Fluminense y en el Maracaná; con Edison Méndez y Claudio Bieler como goleadores y figuras del torneo.

En 18 meses Liga jugo 4 finales internacionales ganando 3 y consagrándose como el Rey de Copas de Ecuador.

El avanzar internacional de Liga fue aprovechado por el Deportivo Quito para lograr borrar una racha de 40 años sin un campeonato local; y lo hizo por partida doble, bicampeón en el 2008-09. Luis Fernando Saritama fue el conductor y símbolo del equipo en las 2 campañas; el rejuvenecido Johvanny Ibarra, Oswaldo Minda y Luis Checa también fueron claves en los 2 títulos, junto con Mauricio Donoso, Martín Mandra, Iván Borghello y el experimentado Iván Hurtado.

El 2010 Liga de Quito vuelve a ganar la Recopa Sudamericana ante Estudiantes de La Plata y el torneo local , e iguala a Emelec en 10 títulos; batallando por partida doble en Copa Sudamericana y torneo local, los albos se quedan en semifinales del torneo internacional, pero derrotan en la final a Emelec, fueron figuras el argentino Hernán Barcos, el uruguayo Juan M. Salgueiro, Miller Bolaños y los ya conocidos Norberto Araujo, Ulises De La Cruz, Néicer Reasco, Alexander Domínguez, etc.

El 2011 Deportivo Quito aprovecha nuevamente el largo batallar de Liga en la Copa Sudamericana (llegó hasta la final), para allanar el camino hasta lograr su quinto campeonato; en la final se mide a Emelec al cual derrota en ambos partidos, nuevamente teniendo como figuras a: Luis Fernando Saritama, Tilson Oswaldo Minda, Luis Checa, Fidel Martínez y al argentino Matías Alustiza.

El año pasado, volvió Barcelona a la primera línea del fútbol local tras largos 15 años de espera; de la mano de los hermanos Noboa en la dirigencia, del técnico argentino Gustavo Costas en la banca y teniendo como figuras en el campo de juego, a los argentinos Damián Díaz, Matías Oyola y a los nacionales Michael Arroyo, Máximo Banguera, Frickson Erazo, Narciso Mina, ganaron brillantemente ambas etapas del torneo y evitaron la disputa de una final por primera vez.

Fuente: mifutbolecuador

Anuncios

3 comentarios para “54 temporadas del fútbol profesional en Ecuador”

  1. Compa ya es hora que actualice con el Tricampeonato de Emelec 😉

Trackbacks/Pingbacks

  1. Guía de la Serie A de Ecuador – Copa Pilsener 2014 | El blog de mi fútbol Ecuatoriano - 23 enero, 2014

    […] Historia del Campeonato Nacional. […]

  2. Guía de la Serie A de Ecuador – Copa Pilsener 2013 | El blog de mi fútbol Ecuatoriano - 26 enero, 2013

    […] Historia del Campeonato Nacional. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: